martes, 12 de junio de 2012

EL PUGILISMO PIERDE CREDIBILIDAD


El pasado sábado se volvió a dar otro episodio controversial en el pugilismo  con la derrota de Manny Pacquiao en contra del estadounidense Timothy Bradley,  los jueces dieron el veredicto final por decisión unánime para Bradley lo que ocasiono el disgusto de miles de aficionados y de los conocedores del boxeo, ya que todos vimos que la victoria era para el Filipino Pacquiao.




En la foto vemos a un Pacquiao muy sonriente, muestra de un claro arreglo en esta contienda.







El Filipino no había sido derrotado desde el lejano 2005 por el mexicano Erik “terrible” Morales en las mismas Vegas Nevada.


Esta derrota volvió a mostrar el lado obscuro que encierra el mundo de los cuadriláteros, ya que no es la primera ocasión que la mano de los jueces se hace sentir en la decisión final, víctima de robo lo fue Juan Manuel Márquez cuando los jueces dieron la victoria al mismo Pacquiao en una pelea donde el mexicano hizo lo que quiso con el Filipino, pero todos sabemos que la victoria se la dieron al "Manny" por que las casas de apuestas iban a perder millones de dolares, hoy Pacquiao vive en carne propia lo que vivió Márquez.








El boxeo después de haber recobrado fuerza con esta serie de robos hacia los púgiles vuelve a perder crédito, el boxeo vivió  hace unos años una etapa de crisis al carecer de ídolos de multitudes como lo fueron Julio Cesar Chávez, Oscar de la Hoya, Mike Tyson que acaparaban los grandes escenarios, hoy había resurgido el boxeo gracias a  peleadores como Pacquiao, Maywather pero hoy con esta clase de robos el pugilismo pierde y pierde mucho, lejos de ganar millones en las casas de apuestas, pierde la credibilidad ya que  no será fácil volver a confiar en las peleas siguientes ya que los arreglos será lo primero que se piense cuando se vaya a ver la pelea.









Después de la pelea surgieron rumores de que todo fue arreglado para que Pacquiao evite un cuarto enfrentamiento en contra del mexicano “JuanMa” y en cambio vuelva a ganar una suma millonaria para la revancha que sostendrá el próximo 10 de noviembre en contra de Bradley, detrás de todo esto está el promotor Bob Arum quien es promotor tanto de Pacquiao como de Bradley, lo cual generara una bolsa mayor para Arum, mientras el boxeo siga cayendo en esta clase de artimañas, el boxeo ira decayendo y será solo visto ya no como un deporte que se decide por los puños, si no por las casas de apuestas y por promotores que solo buscan el signo de $ a toda costa.





















Publicado por: Roberto Osuna




























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada